domingo, 2 de octubre de 2016

Sobre la obsesión por el running


Acabo de ver el documetal Running: La gran obsesión, el cual me ha parecido tan instructivo y cercano que lo estoy viendo por segunda vez mientras escribo este texto. A medida que lo he ido viendo me han venido a la mente muchas historias que conozco y aunque es cierto que hay algunas personas que lo llevan al extremo, creo que son una gran minoría.

He conocido varios casos de personas que han visto en el running una forma de superación personal y lo han conseguido, personas que uno jamás hubiese imaginado que pudiesen llegar a entrenar tanto y terminar una maratón. También he conocido casos en el que personas con problemas de
alcoholismo lo han conseguido superar gracias a su adicción al running (al ciclismo u otro deporte) creo que esta segundo obsesión es mejor que la primera. En otros casos hay personas que nunca fueron muy buenos en ningún deporte, o sí, pero lo dejaron hace mucho y ven en el running una forma de ser competitivos, ya sea, por primera vez en sus vidas o porque necesitan volver a sentir qué se siente, y correr es un deporte en el que llegar a serlo puede ser más fácil, puesto que, puedes entrenar solo y en cualquier momento. También hay corredores que corren por algún problema médico o como una forma de superar alguna frustración personal. Hay miles de corredores y cada uno posiblemente lo haga por una razón distinta.
Recuerdo el caso de personas a las que los doctores les han recomendado reducir la cantidad de ejercicio por su edad, y pese a ello no han hecho caso. En ese caso sí hay un problema.

Personalmente, empecé a correr para volver a sentirme en forma, allá por el año 2010, cuando comencé este blog. Aunque como podeis leer he estado sometido a muchos altibajos y he tenido periodos en los que apenas entrenaba. Ahora, con 33 años, estoy preparando un aumento de la intensidad por varias cuestiones, por suerte, se vuelven a dar las condiciones, necesito controlar mi peso o por tener un hobbie que me ayude a despejarme del trabajo. Nunca he dado el perfil de persona obsesionada y creo que no voy a darlo, aunque sí puedo entender a muchos que se convierten en ello, pese a que no estaré de acuerdo con los que ponen su salud en riesgo.

Espero que este tipo de documentales, así como, muchos artículos que se escriben ayuden a todos los deportistas a entender la importancia de estar bien preparado, pero también, debemos tener en cuenta que el problema no es que sea una obsesión, de hecho, debe ser una obsesión en cierto sentido, la obsesión por un objetivo es lo que nos lleva a conseguir nuestras metas, ahora bien, como he dicho anteriormente, la salud tiene que estar por delante porque vidas no hay más que una.

0 comentarios:

Publicar un comentario