domingo, 17 de agosto de 2014

Renaciendo (II)



Tras el susto del ataque de pánico que os conté en la última entrada, he retomado los entrenamientos. Ya me encuentro mucho mejor y estoy tomando una medicación que me ha hecho recuperar la confianza. Así que, al ataque. 

Como os prometí, en esta entrada os voy a revelar cuáles son esos objetivos que me han llevado a pasar de haber caído, una vez más, en el sedentarismo, a recuperar la motivación a niveles máximos.

La suerte de haberme mudado a una ciudad tan grande y exótica como Rio de Janeiro en la que he descubierto que hay muchas carreras por lugares muy diferentes: de montaña, de playa, de carretera…, y muchas modalidades, me hizo plantearme volver a tener el nivel suficiente para participar en una media maratón y, sobre todo, participar en la Corrida da Ponte, que es una carrera que pasa por el puente de Rio-Niteroi, el más largo de Latinoamérica y el séptimo del mundo (llegó a ser el segundo), 13 km de puente sobre el mar, que une las ciudades de Rio de Janeiro y Niteroi, y que es, además, un puente con mucha historia, construido en los años 70.    

El placer de hacer una carrera en un puente tan largo en el que se corre sobre el mar, es una sensación que estoy deseando experimentar. Para inscribirse hace falta demostrar haber participado anteriormente en una media maratón y haberla terminado. Lamentablemente, este año ha sido cancelada. 

No estoy seguro de si hay una cada año o cada dos, pero sí tengo claro que voy a estar preparándome y compitiendo con esfuerzo hasta que llegue el día en que pueda realizarla, y será un momento que recordaré el resto de mi vida. 

0 comentarios:

Publicar un comentario