sábado, 1 de abril de 2017

La suerte está echada

La suerte está echada o mejor dicho, la preparación está completa. Acabo de terminar mi último entrenamiento antes de la media maratón de la próxima semana. Va a ser la primera en la que participo desde hace seis años. Los entrenamientos han ido como esperaba. Desde hace unos tres meses he salido a correr dos días entre semana y he hecho una tirada larga cada sábado. La duración de los entrenamientos la he ido aumentando hasta el punto de que entre semana corría entre una hora y cuarenta y cinco minutos y la tirada larga ha sido de una hora y media aproximadamente, excepto las tres últimas que han sido de una hora y cuarenta y cinco minutos. A medida que aumentaba la intensidad me iba sintiendo mejor, aunque tengo que reconocer que los entrenamientos de una hora y cuarenta y cinco me estaban empezando a cansar, era demasiado tiempo corriendo. El cuerpo me pedía parar pero yo forzaba, aunque hoy, por suerte, me encuentro mucho menos cansado que los días anteriores. Las piernas me han respondido a la perfección.


Mi peso también ha mejorado bastante, voy a correr con 86 kilos. El próximo domingo saldré con la esperanza de terminar la carrera sin problemas y poder hacerlo por debajo de las horas. Ahora me queda una semana para descansar y hacer estiramientos para así llegar con muchas ganas y en plena forma al día de la carrera.

0 comentarios:

Publicar un comentario