martes, 1 de mayo de 2012

La importancia de un entorno motivador

Hola a todos. Cuánto tiempo, ¿verdad? Seguro que más de uno pensaba que ya no escribo o que he dejado de correr. Pues no es así. Han pasado muchos meses desde la última carrera en la que participé y de la última para la que me estuve preparando y desde entonces no son pocas las cosas que han acontecido en mi vida. Sin ir más lejos me he mudado a Toulouse, ciudad en la que vivo desde hace unos cuatro meses. Nada más llegar pensé que iba a ser muy motivador para correr, ya pasé aquí un par de meses  hace dos años. Es una ciudad muy llana, tiene un buen clima y es muy agradable para correr, tanto por la calle como junto al canal. Cuando llegué, empecé a salir a correr y la verdad es que lo primero que noté eran los más de dos meses de inactividad. Mi estado de forma era pésimo, me recordaba a cuando empecé. Así, que me tocó retomarlo casi desde cero. En estos cuatro meses que han pasado no he conseguido alcanzar ni de lejos el nivel de hace un tiempo. Y esto me ha llevado a darme cuenta de lo importante que es el entorno. Aquí no tengo a los amigos con los que me gustaba salir correr. Cuando ellos no tenían ganas de ir yo tiraba de ellos y cuando no, al revés. Al mismo tiempo, siempre hablábamos sobre cuestiones relacionadas con el deporte y el running. Siempre había alguien que proponía alguna carrera y si no era un lugar cercano podíamos ir juntos en el coche de alguien. Ahora todo es distinto. No tengo a esos amigos para correr, no tengo una carrera como referencia para ver el nivel al que tengo que estar, ni apenas leo mucho sobre el mundillo. Todo esto unido a un trabajo que no me da gran libertad de horarios y el estar enfocado en otras cuestiones, como perfeccionar la lengua, hacen que la situación no sea como antes. Pero ninguna semana fallo a mi cita de salir aunque sea durante media hora y disfrutar de esta maravillosa ciudad. Espero el momento de  volver a tener una carrera en el horizonte. Todo esto unido a vosotros que me leéis y no me dejáis parar de escribir, hace que por mucho que decaiga la motivación, siempre tenga suficiente energía para seguir corriendo y escribiendo, pese a cualquier inconveniente.

0 comentarios:

Publicar un comentario