domingo, 6 de febrero de 2011

A la tercera fue la vencida


 La XV Vuelta pedestre a Tres Cantos,  tras la carrera Madrid corre por Madrid 2010 y la carrera XXXI Trofeo José  Canillejas, ha sido la tercera en la que he participado y la primera en la que iba como inscrito. Era un recorrido un tanto peculiar, de 15 km, de esos de los que apenas quedan, por desgracia, y además lleno de altibajos. En esta carrera el número de  corredores no llegaba a 2.000, además, la media de edad era bastante más baja que en las anteriores y  muchos de los corredores parecían estar muy en forma, lo cual, en un principio me causó cierta sensación de inferioridad. 
 

Desde la salida comencé con un ritmo un poco rápido para lo que estaba acostumbrado. Pensaba que tenía que reducir un poco, pero veía a los demás ir demasiado rápido, así que intenté mantenerme, aún quedaba mucho hasta el final. Llegado el  km 5 y tras pasar por el avituallamiento, dar un trago a la botella de agua y echarme el resto por la cabeza, como de costumbre, me di cuenta de que tenía muchas más energías de las que pensaba. Era uno de esos momentos en los que te sientes especialmente fuerte, de modo que decidí acelerar el ritmo y para mi sorpresa no solo lo conseguí  sino que me mantuve hasta casi el final de la carrera. 

No me podía creer la cantidad de corredores a los que iba dejando atrás, me sentía cansado, los kilómetros cada vez parecían más largos pero la motivación y las ganas no me dejaban parar. Fue un sprint que no esperaba, uno de esos momentos que te aportan grandes dosis de satisfacción. 

Finalmente conseguí llegar en 1:14:22 con un promedio de 4:59 minutos por km, un tiempo que para nada había esperado. Llegué extasiado, los últimos metros me parecieron  kilómetros y tras cruzar la meta sentía que había agotado hasta la última gota de energía aunque estaba realmente satisfecho;  la hazaña personal estaba hecha.

0 comentarios:

Publicar un comentario